Para 2 personas – 30 min de preparación

INGREDIENTES
2 boniatos grandes
Aceite de oliva virgen extra
Escamas de sal marina
1/2 cucharadita de pimienta negra molida
1/2 cucharadita de pimienta negra molida
1 cucharadita de tomillo seco

Cómo hacer boniatos al horno o asados

Los boniatos al horno o asados son una forma de dar un toque de originalidad a tus platos principales. Una estupenda guarnición, sobre todo, para acompañar cualquier tipo de plato por su combinación dulce y sabrosa. Normalmente, encontramos el boniato como ingrediente dulce de varios postres de otoño, de lo cual os hablaremos más adelante.

Esta receta es tremendamente sencilla, los boniatos se pelan y cortan en palitos, se añade la mezcla de hierbas y especias y por último él aceite y se asan en el horno, muy fácil y rápido, ¿lo has probado?

Como puedes imaginar por la descripción, esta receta no requiere mucho esfuerzo. Además, el tiempo de trabajo que necesitas es mínimo, ya que, una vez en el horno, nos olvidamos de los boniatos hasta que están listos para servir. 

Por sí lo anterior no te parece suficiente y para animarte a preparar estos boniatos al horno, te confirmamos que la cantidad de aceite utilizada es mínima, y no afecta ni a su sabor ni a su textura.

La receta de los boniatos al horno o asados es sencillamente sencilla y saludable.

Preparaciones 

  1. Precalentamos el horno a 200 °C.
  2. Pelamos los boniatos y los cortamos en palitos.
  3. En un recipiente hondo y amplio mezclamos las hierbas y especias, añadimos el aceite y removemos bien.
  4. Introducimos el boniato cortado en el recipiente con los condimentos y removemos bien para que todos y cada uno de los palitos se impregnen por todos sus lados. Aquí lo mejor es usar las manos y remover de abajo hacia arriba varias veces o tapar el recipiente con un plato o tapa y agitar unos segundos.
  5. Disponemos los boniatos sobre bandeja de horno que previamente hemos cubierto con papel vegetal.
  6. Horneamos a 180° C con calor arriba y abajo, calor tradicional durante unos 20 minutos o hasta que se empiecen a dorar. Podemos utilizar la función de aire.

¡Y listo! Los boniatos quedan tiernos por dentro y crujientes por fuera, como una fritura, pero sin pasar por un baño de aceite ni por la sartén. Las hierbas y especias que hemos empleado se pueden variar al gusto o según las que tengas en la cocina.

¿Te ha gustado?

Coméntanos que te ha parecido o que especies utilizaste.

Deja un comentario